El Dr. Julio César Gloazzo, Dr. Juan Pablo Aguirre y Fabiola Escobar.

Reumatología y PNL en Buenos Aires

Fabiola Escobar

“Lo que se ha logrado en Argentina es histórico”

Dr. Juan Pablo Aguirre, el Dr. Julio César Gloazzo y Fabiola Escobar.

A mediados de febrero Fabiola efectuó un viaje a Buenos Aires que superó sus expectativas profesionales y emocionales. Allí se reunió con el doctor Julio César Gloazzo, reumatólogo de vasta experiencia en su país y quien con su empuje ha logrado introducir la Programación Neurolingüística (PNL)clínica en algunos centros de atención pública. Su experiencia clínica con la PNL ha sido expuesta en el libro manual La Palabras También Curan, escrito junto a su socio, el Dr. Juan Pablo Aguirre.

Fueron dos días intensos en los que Fabiola conoció empíricamente la sinergia de aplicar PNL en pacientes enfermos, algunos de ellos incluso terminales, y verificar el cambio que la terapia ejerce en ellos.

– ¿Cómo surgió la posibilidad de ese encuentro?

– A raíz del libro que actualmente escribo sobre mi experiencia terapéutica con la PNL, conocí el caso del Dr. Gloazzo quien lleva ya diez años trabajando la metodología en el sistema público. Le escribí a fines del año pasado y él me llamó el 24 de diciembre diciéndome que había averiguado sobre mi y que le gustaría compartir su experiencia conmigo. El viaje se concreto el 14 y 15 de febrero en medio de la celebración del día del amor, coincidencia que para mí fue muy significativa.

– ¿Qué fue lo que más te impresionó de ese encuentro?

– Lo primero que hice después de reunirme con él fue acompañarlo durante toda una tarde y conocer el trabajo clínico que realiza en su consultorio privado, donde efectúa trabajo con pacientes con diagnósticos avanzados en reumatología, a quienes trata mientras aplica técnicas de PNL para la reducción del dolor. Yo pude conectarme con algunos de esos pacientes en forma espontánea y contribuir a la desprogramación de sus condicionamientos. Fue una experiencia maravillosa que él, casi de manera instintiva, me permitiera hacerlo. La terapia con PNL duró el mismo tiempo que la atención alópata.

– ¿Conociste la experiencia en centros de salud públicos?

– Al día siguiente conocí su trabajo en el Hospital Presidente Perón, en Avellaneda, que es un centro público en el que el Dr. Gloazzo y el Dr. Juan Pablo Aguirre entregan gratuitamente terapias individuales de PNL a personas con distintas dolencias. La experiencia que más me impresionó fue la de una paciente con metástasis en el pulmón que había logrado curarse gracias a la PNL y, luego de decisiones médicas que la obligaron a operarse de todas formas, su enfermedad se reactivó porque reapareció la misma herida emocional que originó su enfermedad. Por eso había vuelto a la terapia y en esa jornada pude estar con ella haciéndole desprogramación durante una hora y media. Realmente, el modelo público que han logrado levantar el Dr. Gloazzo y el Dr. Aguirre es impresionante.

El Dr. Julio César Gloazzo y Fabiola Escobar.

– ¿Por qué la PNL ha podido insertarse mejor en los sistemas de salud en Argentina?

– El Dr. Gloazzo tiene setenta años, fue decano de la universidad y a pesar de estar ya jubilado sigue siendo una autoridad en la reumatología. Por eso ha podido luchar con éxito en la instalación de la PNL para uso clínico. Y aunque muchos de sus colegas miran con recelo lo que él hace, tanto el Colegio Médico como la Municipalidad de Avellaneda validaron la terapia para que pudiese ejercerla en el Hospital Presidente Perón, que tiene una capacidad de atención de 400 camas. Aunque la PNL existe en todos los países del mundo esta es la primera vez que desde el aparato estatal se la incorpora en los sistemas públicos de salud. Lo que se ha logrado en Argentina es histórico.

– ¿Puede replicarse esa experiencia acá en Chile?

– La idea es que acá exista un modelo similar. Sin embargo en mis 19 años de práctica he ido a muchas instituciones líderes en el área de salud y todas me dicen que como Chile no reconoce la PNL, no tiene validez para aplicarse en el área de la salud. Por eso voy a perseverar con autoridades para lograr espacios gratuitos en centros municipales. En ese sentido hay un trabajo avanzado que espero dé frutos muy pronto.