¿Qué son las heridas emocionales? ¿Cómo tratarlas con PNL?

Hablo de heridas emocionales cuando encuentro personas que tienen situaciones o instancias que no han podido sanar. En cualquier etapa de tu vida o edad te hiciste una lesión y ese impacto ha provocado que sigas sangrando y como nunca la has curado, sigue ahí latente como una laceración, una sensación de dolor que permanece en tu vida, tu mente, tu alma, corazón y cuerpo.

La herida, como bien lo dice la palabra, es algo que sangra y duele. Lo asocio al concepto emocional porque es la sensación que tienes de ese dolor. Además, se relaciona con lo que moviliza esa energía como la pena, la rabia, la frustración, la impotencia.

La intervención de la PNL en este tipo de situaciones es a través de atender específicamente el origen de una herida emocional.

Se pueden manifestar a cualquier edad, sin embargo, hay estudios muy interesantes que dicen que nuestras mayores heridas están entre los 8 y 10 años, porque hay una asociación de comprensión mayor de la realidad. Un niño menor de 8 años sólo siente, ve o escucha, sin embargo, no comprende. Después de esa edad, hay especialistas que argumentan que hay comprensión, por lo tanto se genera el impacto.

¿Cómo se llega a esto?

A través de una experiencia muy fuerte, negativa, como maltrato verbal o físico, una pérdida, un dolor muy grande, un abuso, desprotección, un abandono, pueden darse episodios de todo tipo. En los niños, por ejemplo, una causa profunda para una herida emocional es el desamor que quizás sólo lo entendemos como adultos, pero para ellos puede ser la falta de amor a través de gestos, o haciendo comparaciones, haciéndolos sentir vergüenza por alguna condición particular, entre otros.

¿Tienen relación con los traumas?

Sí se relaciona con los traumas, porque al igual que ellos, es un evento que provoca un efecto intenso. Un episodio traumático, genera algo dentro de ti que te deja programado en negativo. También hay partes que sí tienen que ver con el proceso de crianza de una persona, pero también influyen las experiencias que vivimos a lo largo de nuestras vidas: en el colegio, en la familia, con grupos de amigos, entre otros. Al mismo tiempo, se sabe que las heridas más profundas son con el padre o la madre: cuando ellos han generado desamor en un hijo a través de su lenguaje, específicamente, se sabe que los niños están heridos, lo que explica muchas enfermedades.

¿Qué consecuencias tienen las heridas desatendidas?

La principal es la programación negativa que queda a través de una conducta asociada, hipersensibilidad, atraen lo mismo o simplemente la manifestación de una enfermedad física. Por ejemplo, sabemos que todo lo que tiene que ver con la falta de dulzura en la vida se relaciona con diabetes, lo relacionado con la rabia a crecer se traduce en anorexia, una persona que se siente desprotegida, se le inflama el cuerpo, es decir, genera un sobrepeso o gordura. Entonces, hay consecuencias muy claras, que se conocen, por eso el paciente queda tan impresionado cuando cuenta de una enfermedad porque una ya sabe cuál es la herida emocional asociada.

¿Cómo colabora la PNL con su tratamiento?

La intervención de la PNL en este tipo de situaciones es a través de atender específicamente el origen de una herida emocional y hay técnicas muy lindas que ayudan con eso a través, exclusivamente, de la sensación que tiene actualmente la persona, da lo mismo la edad biológica, si padece recurrentemente de una sensación negativa, podemos detectar desde cuándo está con eso. Hay personas que piensan que es una emoción actual relacionado con algún evento reciente y la verdad es que siempre son elementos que están hace muchos años y esa es la consecuencia que hace entender a la persona que si está esa sensación programada, hay que desprogramar. ¿Qué hace la PNL? Desprograma la emoción negativa y como consecuencia la dolencia asociada se detiene o puede haber gran curación. Sí se pueden sanar cuando la persona está disponible a la curación, al tratamiento, a que su intervención tiene que ver con aceptar el proceso de cambio, específicamente de lenguaje hacia sí misma, en todas sus áreas. Cuando logran esto, sí o sí hay sanación, curación y estabilidad desde el ánimo, hasta la enfermedad del órgano o sistema que está herido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *