Heridas emocionales y cómo enferman nuestro cuerpo

Una herida emocional es algo que duele, que está sangrando y que en nuestras vidas está asociada a una emoción: la pena, la rabia, injusticia. Cualquiera sea la emoción que provoca esta herida, posee un lugar físico en el cuerpo humano y se instala dependiendo de la naturaleza de ésta. Este impacto emocional hace que el cuerpo cambie su vibración energética, su campo biomagnético y eso explica porqué se daña el cuerpo o porqué el órgano se deteriora.

Hoy una de las enfermedades que ha generado una epidemia mundial es la diabetes, con índices cada vez más altos en niños y en adultos.

¿Podemos tratar la diabetes con PNL?

Esta dolencia tiene que ver con lo que está viviendo la persona, lo que genera que el páncreas detenga la segregación de insulina, lo que para el área clínica se llama diabetes o resistencia a la insulina. Lo que pasa en la mente con este diagnóstico, es otro mundo: el cuerpo hace lo que la mente dice. Si en su mente ha conservado una historia que ha activado una profunda amargura, algunos autores hablan de la falta de dulzura, eso queda adentro, impactando el cuerpo, el alma y la mente.

Lo que queda arraigado a nivel mental es una serie de imágenes de esa experiencia dolorosa que ha provocado esta desazón, esta amargura. Por lo tanto el páncreas, que es el órgano encargado de que nos genere dulzura en la vida detiene, su función.

Para tratar y medir la enfermedad, se usan exámenes clínicos recurrentes que desde 2010 la Sociedad de Diabetólogos recomienda, como son los controles de glicemia y  hemoglobina glicosilada, y se atiende el órgano y el cuerpo con medicamentos.

Sin embargo, la medicina desatiende el ánimo del paciente que suele vivir en la vulnerabilidad y desaliento.

¿Cómo colabora la PNL?

Lo que hacemos desde la PNL es darle alternativas al enfermo para que sepa que el origen de la enfermedad se puede neutralizar y que el avance hacia el futuro con el recurso del amor puede generar estabilidad en la glicemia, en su estado de ánimo y en la hemoglobina glicosilada. Y esta sanación de la herida emocional se hace mediante ejercicios y técnicas específicas, que tienen una secuencia estructurada, que curan esa amargura y estabilizan esa emoción negativa.

Si hay voluntad, es decir, amor, a través de la PNL 

conseguirás resultados concretos.

En el proceso de sanación es fundamental la mantención: no puedes exponerte a situaciones que te reprogramen la amargura o la falta de la dulzura y eso es parte de tu responsabilidad, de tu autocuidado. No puedes echarle la culpa a tu mamá, a tu esposa, esposo o a tus hijos de tu estado, porque tú eres el responsable de tu autocuración. Esencialmente el proceso es descubrir cuán responsable puedo ser del cambio sí o sí siento amor hacia mi mismo. Si el lenguaje es negativo, duro y falto de amor, el proceso es más lento porque hay que desprogramar lo negativo que hay.

¿Qué técnicas usamos para estabilizar la diabetes?

Lo primero es identificar el nuevo lenguaje que debemos usar, el que tendrá un contenido emocional distinto al que usa la persona afectada. Algunas de las técnicas que aplicamos en una secuencia para lograr estabilidad en los índices con los que se mide la enfermedad son «Cambio de Historia» y «Visualización Curativa Guiada».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *